Recomendaciones para el cuidado de la salud en las mujeres

PAE

PAE

El cuidado mental es un proceso continuo y personalizado, así que es importante encontrar lo que funciona mejor para ti y hacer del autocuidado una prioridad en tu vida diaria. Aquí tienes algunas recomendaciones generales para el cuidado mental.

 

Realiza a la semana al menos 150 minutos de actividad moderada o 75 minutos de actividad vigorosa.

Date un baño diariamente para eliminar las células muertas y el sudor, lava tus manos con regularidad; asimismo, cepilla los dientes tres veces al día con pasta dental, utiliza hilo dental antes del cepillado dental nocturno, así como enjuague bucal con fluoruro, y acude al dentista cada seis meses.

Acude a tu chequeo médico general, para detectar y recibir el tratamiento oportuno, si fuera el caso, para enfermedades como el cáncer cervicouterino o mamario, así como la hipertensión arterial, diabetes mellitus o detectar si hay niveles altos de colesterol.

 

 

Realiza, tres comidas balanceadas en horarios establecidos, incluye un refrigerio a media mañana y a media tarde, evita el consumo de alimentos y bebidas azucaradas y/o con alto contenido de grasa y bebe diariamente de 6 a 8 vasos de agua simple potable.

Prevé las Enfermedades de Transmisión Sexual mediante el uso del preservativo, acude con tu ginecólogo para los chequeos y recibir información de métodos anticonceptivos; recuerda que tienes el derecho a decidir de manera libre, responsable e informada, sobre el número y espaciamiento de tus hijos.

Identifica posibles síntomas de depresión como fatiga inexplicable, aumento o pérdida de apetito, apatía, sentimientos de tristeza o desprecio hacia ti misma, pensamientos suicidas, o intentos fallidos de suicidio, ya que las mujeres son más propensas a padecerla, por lo cual busca atención profesional lo antes posible.

Evita el consumo de tabaco, alcohol u drogas; si detectas que el uso de estos te causa descuido en el aseo personal, disminución del rendimiento físico e intelectual, cambios en el patrón de sueño y alimentación, así como alteraciones del estado de ánimo, busca ayuda profesional.

Identifica signos de violencia física, sexual y psicológica, tales como: golpes, gritos, amenazas, chantajes, entre otros, y acude con personal especializado; recuerda que tienes derecho a una vida libre de violencia y que existen leyes que te protegen a ti.

Además, de estas recomendaciones, es importante estar al pendiente de cualquier cambio o síntoma inusual que puedas experimentar, y siempre consultar a un profesional de la salud si tienes alguna preocupación.

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo en tus redes sociales
LinkedIn
Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
logo pae

Contáctanos

Ciudad de México, México

Nuestros servicios
Servicios Adicionales
Suscríbete a nuestro blog, ahí te brindaremos información sobre salud emocional, consejos de nutrición, actividades físicas y más.
Call Now ButtonLlámanos